Prestamo
Ahorro, Capital Privado, Iniciativa Emprendedora
24/07/2018
Gerard Peiró Ribes

Anímate a conseguir el préstamo que necesitas

Indiferentemente del motivo por el cual debas requerirlo, es probable que en algún momento de la vida necesites solicitar un préstamo; sea para construir tu propio hogar, para culminar tu carrera universitaria, para hacerte de un nuevo coche, entre otras necesidades que pudieras llegar a tener.

Ahora bien, es menester mencionar que, a pesar de que el historial crediticio influye mucho en la obtención de esta ayuda financiera, también es cierto que el hecho de tener un mal récord no impide que puedas conseguirlo. Es por ello que, a continuación, te hablaremos de una manera de conseguir el préstamo que necesitas, aún cuando no tengas un historial crediticio perfecto.

¿Quieres saber cómo lograrlo? ¡Sigue leyendo esta nota que hemos preparado para ti!

Sé consciente de lo que implica conseguir el préstamo

Una vez definido el tipo de financiamiento que requieres, debes tener en cuenta que a la hora de solicitar un préstamo existe la posibilidad de que tengas que consignar alguno de tus bienes más importantes (casa, coche, establecimiento, entre otros) como garantía; no obstante, esto suele ocurrir si solicitas un crédito de un importe considerable, casos que suelen requerir de un aval importante. Por otra parte, existen préstamos menores que no requieren de ningún tipo de garantía, como por ejemplo los estudiantiles, los personales, entre otros.

Ahora bien, es importante dejar claro que a pesar de que existen préstamos que no requieren de una garantía, estos pueden tener una desventaja: generalmente, este tipo de financiamientos suelen estar atados a cuotas con intereses elevados que equivalen al riesgo que asume el prestamista de no recibir el pago de su inversión. Sin embargo, esta situación suele darse más que todo con prestamistas particulares que viven de los intereses devengados.

En otro orden de ideas, te recomendamos que tengas cuidado a la hora de pedir un adelanto de tu sueldo, pues, si bien esto no califica como un préstamo, es una de las opciones más comunes a la hora de solicitar una ayuda financiera. Si bien esto puede ayudarte a salir de un apuro de manera rápida, pero podría afectar tu ritmo de vida financiera al descuadrar tus ingresos del próximo mes.

Planifica cómo pagar ese financiamiento

Por otro lado, debes estar consciente de que solicitar una ayuda económica implica sumergirse en una gran responsabilidad financiera que debes cumplir a cabalidad; de lo contrario, podrías poner en riesgo tus bienes y tu patrimonio. Es por ello que antes de solicitar un préstamo, independientemente de a cuál ente lo solicites, debes estar seguro de que puedes cumplir con el pago de las cuotas asignadas, en el tiempo estipulado.

Para ello, es importante que realices un estudio profundo de tus finanzas personales, estableciendo patrones de ingreso y egreso mensual, determinando los gastos indispensables y reduciendo los costos en la medida de lo posible. De este modo, podrás calcular el dinero que tendrás disponible para aminorar tu deuda total y, así, evitarte dolores de cabeza y angustias innecesarias.

No descuides tu historial crediticio

Finalmente, a la hora de pedir cualquier tipo de financiamiento, la mejor opción a la que puedes recurrir siempre será cuidar tu historial crediticio; conforme a que mantengas un buen resumen financiero, podrás tener una mejor reputación ante los prestamistas a los cuales acudas, independientemente de si son entidades bancarias o si son medios particulares. En consecuencia, esto te permitirá conseguir más votos de confianza a la hora de solicitar un préstamo.

Después de haber leído estos pequeños consejos, esperamos que este artículo te sirva de ayuda a la hora de conseguir el préstamo que necesitas. De igual modo, te invitamos a visitar nuestra sección de solicitudes de préstamo, donde podrás conseguir la ayuda que estás buscando.

Go to Top