liquidez empresas
Emprendedores
05/02/2021
Agostina Simeonoff

¿Cómo solucionar los problemas de liquidez en una empresa?

Una empresa o pyme sin liquidez es un panorama más común de lo que se piensa. Sobre todo luego de un año de crisis económica y aún con mucha incertidumbre por el futuro, el dinero en general ha sido muy escaso. Tanto si necesitas dinero para llevar las cuentas al día, pagar deudas o contratar nuevos proveedores, hay muchas alternativas para la falta de liquidez en una compañía

¿Qué es específicamente la liquidez? Es la capacidad de una empresa o pyme para generar un flujo de caja suficiente que le permita afrontar sus pagos y obligaciones financieras. Los problemas de liquidez en una empresa comienzan cuando no existe suficiente flujo de dinero para hacer frente a esos pagos a corto plazo. Esta falta de liquidez, afecta tanto a empresas grandes como a pequeños autónomos o pymes y se ha acrecentado con la pandemia causada por el virus COVID-19, que obligó a muchas pequeñas y medianas empresas a replantearse sus estrategias.

¿Cómo afecta a las empresas la falta de liquidez y cuáles son sus consecuencias? Una empresa que cuenta con poca liquidez y no factura bien, no genera las ganancias suficientes para pagar, por ejemplo, un alquiler, las cuotas del Seguro Social, la liquidación de impuestos y todo lo que requiere para su correcto funcionamiento, quedando en situación de impago, y muchas veces, de deuda.

Soluciones a la falta de liquidez de una compañía

Para lograr una inyección de liquidez más elevada, las opciones son varias. Se puede buscar uno o varios socios capitalistas que aporten dinero a cambio de una participación o nombramiento en la empresa. De esta forma, el socio o los socios capitalistas tendrán un retorno de su inversión en tu empresa a corto o mediano plazo, y la compañía llevará mejor el flujo de dinero que ingresa gracias al capital invertido en la misma.

Otra opción posible es pedir un anticipo de facturas a través de una entidad bancaria. Esto permitirá avanzar con el cobro del dinero de aquellas facturas que aún no has cobrado, siempre y cuando la entidad bancaria que elijas conozca tu situación financiera y seas un cliente habitual de ese banco.

También se pueden renegociar y refinanciar pagos y deudas pendientes de la empresa o pyme. En este caso se debe tener en cuenta que refinanciar una deuda por ejemplo, ya sea con una entidad bancaria, financiera o particulares, puede significar el pago de intereses. En este caso, también se pueden renegociar los plazos de pago con los clientes, acortando el vencimiento de las facturas. Siempre debe calcularse qué conviene más en cada caso: si cobrar antes del plazo establecido a pesar que sea menos cantidad de dinero, o esperar y cobrar la totalidad de la factura.

Una buena alternativa para garantizar ganar liquidez es solicitar un préstamo de capital privado. En Préstamo Capital ofrecemos préstamos de garantía hipotecaria para resolver los problemas de liquidez de tu empresa y también obtener beneficios extras, como: poder hacer frente a deudas, centrarte en mejorar tus ganancias e incluso invertir en nuevos proyectos que hagan crecer el flujo de dinero y la liquidez de tu negocio.

Go to Top