Embargo por deuda
Seguridad
03/04/2024
Giuseppe Tremamunno

¿Cómo evitar un embargo por deuda?

Un embargo por deudas es una situación que puede parecer realmente agobiante si no tomas las medidas correspondientes para evitarlo. Aunque no lo creas, son muchas las personas que diariamente son embargadas en España, por no responder por sus pagos en el plazo correspondiente.

Si bien es cierto que el embargo suele atemorizarnos a todos, es importante saber que hay opciones legales y simples para evitar este tipo de situaciones. En el siguiente artículo, te contamos todo lo que necesitas saber para prevenir los embargos y mantener tus bienes.

Embargos, ¿cómo funcionan?

Antes de hablar sobre las opciones para evitar un embargo por deudas, es indispensable comprender cómo funciona uno. Dicho de forma simple, los embargos son procesos en los que los bienes del deudor se retienen con el fin de saldar la deuda que este mantiene.

Ahora bien, ten presente que para que un embargo sea posible es indispensable que haya una orden judicial previa que lo autorice. En otras palabras, un banco o cualquier otro acreedor no puede ejecutar un embargo por cuenta propia, a menos que estemos hablando de deudas con Hacienda o la Seguridad Social (deudas administrativas).

Cuando la empresa con la que mantienes una deuda, reclama el monto judicialmente, se inicia un juicio monitorio. En este proceso, el juez debe informarte sobre la deuda que debes pagar, para lo cual enviará una notificación a tu lugar de residencia.

Cabe mencionar que a partir del momento de la notificación, tienes un plazo máximo de 20 días para saldar la deuda o bien oponerte al procedimiento. En el supuesto de que no te pronuncies de ninguna forma, el acreedor puede pedir que tus bienes sean embargados. Una vez que el juez lo autorice, tus bienes pasarán a disposición judicial.

{"Form":"Form_Progressive","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"7.5"}

 

4 formas de evitar un embargo por deudas

Ahora que tenemos claro qué es un embargo por deudas, es importante hablar sobre las opciones que tienes disponibles para evitar este tipo de situación tan complicada. Algunas de tus alternativas en este supuesto son las siguientes:

#1 Saldar la deuda

Evidentemente, esta es la mejor opción cuando se trata de evitar un embargo por deudas. Independientemente de los tipos de embargos, el primer paso para frenarlos, es pagar la deuda, pero ¿Qué pasa si no tienes dinero para hacerlo? En este caso, lo mejor que puedes hacer es optar por un préstamo para embargos.

Si estás en medio de un embargo por deuda, lo más común es que tu nombre esté en alguna lista de morosos como ASNEF o RAI, por lo que un préstamo bancario no es el mejor camino. En este contexto, las empresas de capital privado, como Prestamo Capital, te pueden ofrecer la financiación que necesitas para conservar tus bienes.

Para esto, solo necesitas contar con una propiedad inmueble a tu nombre, sin hipoteca o con poca carga para usar como garantía. El dinero que recibas mediante este tipo de crédito te ayudará a responder ante el embargo por deudas rápidamente.

#2 Llegar a un nuevo acuerdo

Lo más importante cuando recibes una notificación de embargo por deudas es actuar con celeridad, por lo que debes buscar la forma de conciliar con tu acreedor para negociar las condiciones de pago. Si es posible, podrás llegar a un consenso mediante el cual puedas responder por tu deuda sin perder ninguno de tus bienes.

Revisa la posibilidad de reajustar las condiciones del préstamo para obtener cuotas reducidas que se ajusten a tu situación financiera actual. Por lo general, el banco te pedirá que demuestres tu incapacidad para pagar las cuotas y de este modo acordar nuevos términos.

#3 Oponerte el juicio moratorio

Una de las particularidades a tener presente sobre el embargo por deudas es que hay varios motivos para oponerte al juicio monitorio. Algunos de estos son:

  • Cuando la deuda prescribe.
  • Si se evidencian intereses y cláusulas abusivas.
  • Si no existe la documentación que fundamente la deuda.

Si tienes argumentos válidos para oponerte al embargo por deudas, es crucial hacerlo lo antes posible para frenar el embargo.

#4 Ley de Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad es una buena opción para evitar embargo por deudas. Esta norma te permite reducir o eliminar tu deuda, según ciertos criterios legales. Mientras el proceso de cancelación de la deuda permanezca vigente, puedes pedir que tus bienes no sean embargados.

En palabras simples, una vez que inicias el procedimiento de la segunda oportunidad, no perderás tus bienes. Ten presente que, para que puedas acogerte a la ley, debes demostrar tu situación de insolvencia económica de manera que seas amparado legalmente.

La importancia de evitar un embargo por deudas

En ningún caso, cuando se habla de embargo, debes dejar pasar el tiempo para evitarlo. La primera opción, y la más importante, para prevenir estas situaciones es estar al día con el pago de las cuotas correspondientes a cada uno de tus acreedores.

Ahora bien, en dado caso de que las deudas te sobrepasen y no puedas pagar a tiempo, asegúrate de tomar acciones inmediatas para detener el embargo al momento de recibir la notificación del juez. La importancia de evitar un embargo radica en:

  • Pérdida de activos: un embargo puede resultar en la pérdida de tus bienes, como tu casa, coche u otros activos importantes. En este caso, considera el impacto financiero y emocional que tendría para ti y para tu familia, sobre todo al quedarte sin un lugar donde vivir, por ejemplo. 
  • Impacto en tu crédito: los embargos por deudas dañan seriamente tu historial crediticio. Estos registros negativos pueden permanecer en tu informe crediticio durante años, lo que dificultará la obtención de crédito en el futuro, como préstamos hipotecarios, tarjetas de crédito o financiamiento para automóviles.
  • Costos adicionales: en muchos casos, enfrentar un embargo implica costos legales adicionales, como honorarios de abogados y tarifas judiciales. Estos gastos pueden aumentar aún más la carga financiera y dificultar la recuperación económica.

En este sentido, te recomendamos buscar las mejores soluciones para evitar un embargo y mantener el control sobre tus finanzas en todo momento. 

{"Form":"Form_Progressive","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"7.5"}

 

Go to Top