financiar una inversión inmobiliaria
Impuestos
08/01/2024
Giuseppe Tremamunno

Como financiar una inversión inmobiliaria y sus ventajas

Actualmente, las inversiones en bienes raíces suponen una gran opción en el mercado. Sin embargo, no siempre contamos con el capital para adquirir una propiedad con este fin. En estos casos, financiar una inversión inmobiliaria es una buena alternativa que puedes considerar.

Si ya encontraste la propiedad ideal en la que deseas invertir, debes conocer cuáles son tus opciones de financiación y cuál es la mejor manera de hacerlo. Si tienes dudas, en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber al respecto, ¡vamos a verlo!

Las ventajas de una inversión inmobiliaria

Como destacamos antes, invertir en propiedades inmuebles es una buena alternativa debido a su rentabilidad. En estos tiempos, muchas personas buscan opciones para financiar una inversión inmobiliaria, pues este mercado implica muchos beneficios. Algunos de los más importantes que no puedes pasar por alto son:

  • Potencial de apreciación del valor: a medida que pasa el tiempo, las propiedades suelen incrementar su valor. Si eliges bien la ubicación y el mercado, puedes beneficiarte de la apreciación a largo plazo.
  • Ingresos recurrentes: muchos inversores inmobiliarios obtienen ingresos regulares a través del alquiler de propiedades. Esto proporciona un flujo de efectivo constante, especialmente si eliges áreas con alta demanda de alquiler.
{"Form":"Form_Progressive","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"4.3"}

 

  • Beneficios fiscales: puedes beneficiarte de ciertos incentivos fiscales. Deducciones por depreciación, gastos de mantenimiento y otros costos relacionados con la propiedad son deducibles de impuestos.
  • Diversificación de la cartera: esta modalidad de inversiones tienen un rendimiento que no está altamente correlacionado con el rendimiento de otros activos, como acciones o bonos.
  • Control sobre la inversión: a diferencia de algunas otras formas de inversión, como los fondos mutuos, puedes tener un control más directo sobre tu inversión. Gracias a esto es posible tomar decisiones sobre la gestión, el mantenimiento y las mejoras de la propiedad.
  • Inflación y protección del capital: históricamente, los bienes inmuebles han actuado como una cobertura contra la inflación. En tiempos de inflación, los precios de las propiedades y los alquileres tienden a aumentar, protegiendo así el valor del capital invertido.
  • Demanda constante: la necesidad de vivienda es constante, lo que significa que siempre hay demanda en el mercado inmobiliario. Esto ofrece estabilidad a largo plazo.

Teniendo claros los beneficios de sacar el máximo provecho al mercado de bienes raíces, es clave considerar qué opción te conviene para financiar una inversión inmobiliaria de forma segura.

#1. Préstamos de garantía hipotecaria

Financiar una inversión inmobiliaria con un préstamo de garantía hipotecaria es una opción factible si eres dueño de una propiedad. Esta forma de financiación consiste en usar una casa, local o piso a tu nombre como garantía para obtener el dinero. A diferencia de los préstamos tradicionales, el proceso de tramitación es simple.

Una de las ventajas claves de la garantía hipotecaria es que al utilizar tu propiedad como garantía, tienes la oportunidad de recibir grandes cantidades de dinero en comparación con préstamos personales o de otro tipo. Además, este crédito no solo es útil para sustentar tu inversión, sino también puedes usar el dinero para reformas.

Otro beneficio a considerar es que no tienes que dejar de usar la vivienda al momento de contratar el préstamo. Asimismo, no importa si tienes un mal historial crediticio, pues el dinero se otorga en función del valor de mercado de la casa, que se determina en la tasación.

#2. Préstamos bancarios

Una de las opciones más comunes cuando pensamos en financiar una inversión inmobiliaria son los bancos. Los productos financieros más frecuentes son las hipotecas y los préstamos personales. No obstante, hay algunas razones que debes considerar si recurres a estos productos financieros.

En primer lugar, los préstamos bancarios están asociados con costos considerables. Las tasas de interés, tanto fijas como variables, pueden aumentar significativamente el costo total de la inversión a lo largo del tiempo.

Sin duda alguna, esto afecta negativamente el rendimiento financiero de la inversión, especialmente si los resultados esperados de la propiedad no son lo suficientemente altos para compensar los intereses acumulados.

Además, la adquisición de préstamos bancarios para financiar una inversión inmobiliaria implica una carga significativa de deuda. Dependiendo de las condiciones del mercado y de la situación económica personal, estar fuertemente apalancado eleva tu vulnerabilidad como inversor ante las fluctuaciones del mercado.

#3. Crowdfunding

El crowdfunding es una manera relativamente nueva de financiar una inversión inmobiliaria. Aunque presenta varias ventajas, también tiene sus desventajas. 

Esta forma de financiación ofrece una accesibilidad para obtener préstamos, ya que permite a inversores individuales contribuir con montos más bajos en comparación con las inversiones tradicionales. Esto facilita la participación de una amplia gama de personas en proyectos inmobiliarios.

Si no tienes demasiado dinero para invertir, el crowdfunding puede ser una buena opción para ti. Además, es un buen modo de diversificar tu cartera. No obstante, debes tener precaución sobre las plataformas de crowdfunding en las que ingresas, debido a que muchas requieren de pagos adicionales por su utilización.

¿Cómo elegir una propiedad de inversión inmobiliaria?

Ahora que ya sabes algunas de las opciones para financiar una inversión inmobiliaria, es de vital importancia saber cómo elegir la mejor propiedad. Al momento de tomar esta decisión, hay diferentes factores a tener presentes:

  • Lo primero que debes elegir bien es la ubicación. Escoge una propiedad en un sector en crecimiento con potencial hacia el futuro.
  • Otro aspecto de vital importancia es el tipo de propiedad. En el mercado encontrarás múltiples opciones para invertir, como condominios, casas familiares, entre otras. Cada tipo cuenta con pros y contras. Selecciona la propiedad que se adecúe a tus necesidades.
  • Determina tu presupuesto. Delimitar la cantidad de dinero que tienes disponible te permitirá estimar tus opciones y elegir propiedades ajustadas al capital. Dentro de los gastos, no olvides considerar los costes de compra del bien inmueble.

Con estas recomendaciones tienes la oportunidad de hacer una buena escogencia en materia de bienes raíces. Si necesitas financiar una inversión inmobiliaria de forma segura, en Prestamo Capital podemos ayudarte. Completa el formulario y nos comunicaremos contigo en 24 horas.

¿Necesitas iniciar tu proyecto inmobiliario? ¡Obtén un préstamo HOY!

{"Form":"Form_Progressive","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"4.3"}

 

Go to Top