hipoteca recargable
Financiación
16/08/2023
Giuseppe Tremamunno

Todo sobre la hipoteca recargable y sus ventajas

Con seguridad has escuchado hablar sobre términos como subrogación de hipotecas, pero no de hipoteca recargable. Actualmente, muy pocas personas saben de qué se trata este tipo de hipotecas, debido a su poca popularidad. Sin embargo, se trata de una opción interesante que cualquier hipotecado debe conocer.

En palabras simples, por medio de una hipoteca recargable, el solicitante tiene oportunidad de recuperar la cuantía amortizada. Claro está, para acceder a este tipo de producto financiero, es importante cumplir con una serie de requisitos. Si te interesa conocer más sobre estas hipotecas, sigue leyendo este artículo.

¿Qué es una hipoteca recargable?

Una hipoteca se trata de un producto financiero que se adquiere para comprar una vivienda. Hay diversos tipos de hipotecas y cada una tiene distintas condiciones. Una de las formas hipotecarias que puedes solicitar en España es la hipoteca recargable.

Como destacamos antes, la hipoteca recargable es un tipo de hipoteca en la que puedes recuperar el dinero que se ha amortizado o obtener un financiamiento fácil. Dicho de otro modo, el cliente dispone del dinero que ha pagado a modo de “recarga”.

Un aspecto importante sobre la hipoteca recargable es que solo pueden acceder a ella quienes hayan firmado la hipoteca después del año 2007. Las hipotecas recargables funcionan de una forma bastante similar a la novación hipotecaria. Sin embargo, a pesar de su parecido, no son lo mismo, pues en el caso de la hipoteca recargable no es necesario pagar.

{"Form":"Form_Progressive","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"4.3"}

 

¿Cómo funcionan estas hipotecas?

El funcionamiento de una hipoteca recargable es bastante simple. Como mencionamos con anterioridad, el objetivo de estas hipotecas es ofrecer alternativas financieras asequibles y sencillas a quienes tienen una hipoteca activa.

Para entender mejor, veamos un ejemplo: si solicitaste una hipoteca de 200.000 euros a un banco, de los que se ha amortizado la cantidad de 50.000 euros, puedes pedir la recarga de la hipoteca por el monto que has devuelto.

En otras palabras, solicitar al banco que te preste de nuevo los 50.000 euros que se amortizaron. Cuando ocurre esto, tu hipoteca regresa al importe inicial de contratación a menos que pidas una cuantía menor. Si recurres a la figura de hipoteca recargable no tienes que usar la novación de hipoteca.

En el primer caso, un beneficio clave es que se mantienen las condiciones de contratación. Gracias a ello, tienes mayor oportunidad de ahorrar evitando los gastos relacionados con la novación.

¿Qué requisitos debes cumplir?

Para acceder a una hipoteca recargable, debes cumplir con ciertos requisitos así como para cualquier otro producto financiero. Las condiciones para acceder a la recarga de hipoteca son las siguientes:

  • No cambiar el plazo de amortización de la hipoteca. Esto quiere decir que el dinero solicitado debe devolverse en el período previamente definido, aunque se solicite la recarga de la hipoteca.
  • La cuantía recargada no debe ser mayor a la amortizada. Al momento de solicitar una hipoteca recargable, el valor de la misma debe ser igual o menor al importe amortizado.
  • Como se explica antes, la hipoteca debe tener fecha de contratación posterior al 2007. Esto pues, fue en dicho año cuando entró en vigencia la Ley 41/2007 que regula esta figura financiera y permite su introducción de forma legal. En este sentido, ninguna hipoteca cuya contratación se haya dado antes del 2007 aplica para recarga.
  • La posición de la hipoteca no debe verse alterada. Dicho de otro modo, a pesar de que se produzca la recarga de la hipoteca, la responsabilidad de la misma no puede verse afectada.
  • No se puede cambiar el importe máximo al que se debe responder en concepto de la hipoteca.

Estas son las únicas condiciones necesarias para solicitar una hipoteca recargable en cualquier banco. La aprobación depende de los criterios de evaluación de cada entidad financiera.

Para que el banco acepte tu solicitud de hipoteca recargable, además de los requisitos anteriores, debes superar el análisis de control de riesgo. Esto quiere decir que tu capacidad de endeudamiento sea la adecuada para asumir las nuevas cuotas en el período de tiempo establecido.

¿Debería solicitar una hipoteca recargable?

A decir verdad, la decisión de solicitar o no una hipoteca recargable es personal. Sin embargo, es importante mencionar que esta forma de financiamiento supone ventajas tanto para el cliente como para el banco.

En primer lugar, en el caso del cliente, recibe una cuantía con intereses más bajos en comparación con otros productos financieros como, el préstamo personal, por ejemplo. Asimismo, los trámites para solicitar una hipoteca recargable son muy pocos y simples.

Lo que sí hay que precisar es que el cliente asume una letra mayor durante la vigencia de la hipoteca, pues el plazo no se modifica. Por otro lado, en cuanto al banco, obtiene más dinero por este tipo de préstamo, pues al incrementar el importe, aumentan los intereses percibidos.

Evidentemente, el banco debe estar convencido de que el cliente puede hacer frente al pago de la cuota mensual para evitar riesgos de impagos. En general, comprender de qué se trata una hipoteca recargable es muy útil si necesitas solvencia económica y no deseas pedir un nuevo préstamo.

¿Hipoteca recargable o préstamo personal?

La elección entre una hipoteca recargable y un préstamo personal depende de varios factores, incluyendo tus objetivos financieros, tu situación personal y las condiciones específicas que te ofrezcan en cada opción.

Los préstamos personales son más flexibles en términos de propósito. Pueden ser utilizados para una variedad de necesidades financieras, como consolidación de deudas, gastos médicos o mejoras en el hogar. Sin embargo, tienden a tener tasas de interés más altas que las hipotecas recargables debido a la falta de garantía colateral.

Es importante comparar las tasas de interés, los plazos y los términos ofrecidos por diferentes prestamistas y considerar cuál de las dos opciones se ajusta mejor a tus objetivos y posibilidades de pago

{"Form":"Form_Progressive","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"4.3"}

 

Go to Top