La subrogación de hipoteca
Banca
22/02/2023
Giuseppe Tremamunno

La subrogación de hipoteca

Imagina que hace unos años decidiste comprar tu casa y solicitaste un préstamo hipotecario a un banco.

Ahora, estás interesado en cambiar de entidad financiera para reducir los costos de tu hipoteca o mejorar las condiciones del préstamo. ¿Qué opciones tienes? Una de las alternativas que puedes considerar es la subrogación de hipoteca.

¿Quieres saber más? En este artículo te explicamos qué es la subrogación de una hipoteca, cómo funciona y cuáles son los beneficios y riesgos que implica.

¿Qué es la subrogación de hipoteca?

La subrogación de hipoteca es una herramienta financiera que te permite cambiar de banco manteniendo la misma hipoteca y las mismas condiciones, incluyendo el tipo de interés, el plazo y la cantidad pendiente de pago.

En otras palabras, es una forma de transferir tu hipoteca de una entidad financiera a otra sin tener que pagar las penalizaciones que se aplicarían si decidieras cancelar el préstamo hipotecario.

Esta alternativa puede ser una buena opción si encuentras una entidad financiera que ofrezca mejores condiciones o una tasa de interés más baja, lo que podría ayudarte a reducir tus pagos mensuales o acelerar el pago de tu hipoteca. Sin embargo, es importante conocer las condiciones y costos asociados antes de tomar una decisión.

Solicita aquí tu estudio gratuito y personalizado sin ningún tipo de compromiso.

 

{"Form":"Form_Classic","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"4.3"}

 

Acerca de los gastos de subrogar una hipoteca

Lo primero que debes saber es que, si bien la subrogación de hipoteca es una muy buena oportunidad para mejorar las condiciones financieras, no es gratis. En todo caso, tienes que asumir ciertos gastos asociados a este trámite.

En general, estos gastos pueden incluir comisiones por subrogación, gastos de notaría, gestoría y registro, tasación, entre otros. Veamos un poco más de cada uno, a continuación:

  • La comisión por subrogación: es un pago que la entidad financiera original puede aplicar en caso de que decidas cambiar de banco antes de que venza el plazo establecido en tu contrato de hipoteca. En algunos casos, esta comisión puede ser de hasta el 1% del capital pendiente de pago.
  • Los gastos de notaría: por otro lado, los gastos de notaría, gestoría y registro están asociados al trámite de la subrogación de hipoteca y pueden variar según el importe de la hipoteca y la entidad financiera elegida.
  • La tasación: es necesaria para conocer el valor de la vivienda y así establecer el importe máximo que puedes solicitar en la nueva entidad financiera.

Es importante tener en cuenta que estos gastos varían según la entidad financiera elegida y las condiciones de tu contrato de hipoteca actual.

Cuando es rentable subrogar una hipoteca

La subrogación de hipoteca puede ser rentable en diferentes situaciones, pero en general, se recomienda considerarla cuando se pueden obtener mejores condiciones de financiamiento. Algunas razones por las que podría ser rentable subrogar una hipoteca incluyen:

  • Obtener una tasa de interés más baja: si los intereses han bajado desde que se contrató la hipoteca original, se podría subrogar a una hipoteca con una tasa de interés más baja. Esto permitiría reducir el costo total del préstamo.
  • Mejorar las condiciones de pago: en algunos casos, la subrogación puede permitir cambiar el plazo de la hipoteca o la forma de pago, lo que podría ayudar a adaptar el préstamo a las necesidades financieras actuales.
  • Evitar comisiones: si se están pagando comisiones elevadas por la hipoteca actual, la subrogación podría permitir evitarlas o reducirlas.

Además, ten presente que la subrogación de una hipoteca es mucho más recomendable en los primeros años del financiamiento. Esto se debe a que, para entonces, los intereses son mayores a la amortización del capital.

Subrogación de hipoteca entre particulares

La subrogación de hipoteca entre particulares se refiere a la transferencia de un préstamo hipotecario de una persona a otra. En este caso, el prestatario original cede su deuda a un nuevo prestatario, quien asume el pago de las cuotas restantes.

Esta operación es rentable para ambas partes. Por un lado, el prestatario original puede obtener liquidez inmediata para cubrir sus necesidades financieras actuales y reducir su carga de deuda. Por otro lado, el nuevo prestatario puede acceder a una hipoteca con condiciones más favorables que las que podría obtener por otras vías.

Es importante destacar que, en el caso de la subrogación de una hipoteca entre particulares, se deben cumplir ciertos requisitos legales y administrativos. Por ejemplo, es necesario contar con la autorización del banco o entidad financiera que otorgó la hipoteca original y realizar el trámite ante un notario.

También se deben actualizar los registros de propiedad y asegurarse de que se cumplan todos los requisitos fiscales correspondientes.

Conclusiones acerca de la subrogación de hipotecas

En conclusión, la subrogación de hipotecas puede ser una opción rentable en ciertas situaciones, especialmente cuando se pueden obtener mejores condiciones de financiamiento.

Sin embargo, antes de tomar una decisión, es importante evaluar cuidadosamente los costos y riesgos asociados y comparar las condiciones de la nueva hipoteca con las de la hipoteca original.

Si la subrogación es una opción atractiva, es importante contar con asesoría especializada para asegurarse de que se cumplan todos los requisitos legales y administrativos y evitar posibles problemas futuros.

Solicita un préstamo con garantía hipotecaria

En comparación con un préstamo hipotecario, un préstamo con garantía hipotecaria es una opción más adecuada para evitar la necesidad de una subrogación en ciertas situaciones.

Un préstamo con garantía hipotecaria implica la utilización de una propiedad ya existente como garantía para obtener un préstamo. Una ventaja de los préstamos con garantía hipotecaria es que ofrecen condiciones más flexibles que los préstamos hipotecarios tradicionales.

En Prestamo Capital te ofrecemos tasas de interés más bajas y plazos más largos de amortización debido a la garantía que ofrece la propiedad. Además, nuestros préstamos tienen un proceso de aprobación más rápido y menos requisitos en comparación con los préstamos hipotecarios.

Por otra parte, contamos con un equipo de gestores especializados que pueden ayudarte a elegir el mejor producto en función de tus necesidades.

¿Quieres evitar la hipoteca? ¡Solicita tu crédito con garantía hipotecaria ya!

 

Solicita aquí tu estudio gratuito y personalizado sin ningún tipo de compromiso.

 

{"Form":"Form_Classic","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"4.3"}
Go to Top