préstamos para empresas
Emprendedores
23/04/2021
Agostina Simeonoff

¿Cuáles son los tipos de Préstamos para empresas pequeñas?

Es muy común que las pequeñas y medianas empresas tengan problemas de liquidez, sobre todo en períodos de crecimiento. Pero en este último año en que el mundo se ha parado, ha sido fundamental contar con préstamos para empresas para mantenerse a flote o cambiar su modelo de negocios y adaptarse a la nueva realidad. Afortunadamente, hoy en día hay muchas alternativas para solucionar cualquier problema de liquidez.

¿Y qué es la liquidez? Se define liquidez como la capacidad de transformar activos de una empresa en dinero efectivo, para poder hacer frente a sus obligaciones financieras. Estos activos pueden ser dinero disponible de productos vendidos o servicios prestados, o también bienes que fácilmente puedan convertirse en dinero. Como consecuencia, la falta de liquidez puede generar que la empresa no pueda hacer frente a sus gastos y caiga en deuda.

Una empresa sin liquidez es una empresa que tiene algún tipo de problema financiero, como tener pagos con vencimientos demasiado largos o que el dinero se reinvierta demasiado rápido, por lo que no puede afrontar los deberes que le corresponden como: pagar sueldos, cargas sociales, impuestos, proveedores y más. Por este motivo, es importante que las empresas tengan la liquidez suficiente para poder llevar a cabo todas sus actividades, pagar lo que tengan que pagar y poder salir adelante.

Si bien existen distintas opciones para solucionar un problema de liquidez, pedir un préstamo para empresas de capital privado es una de las más elegidas. A diferencia de los préstamos bancarios, los préstamos hipotecarios son más rápidos y sencillos para solicitar, para que puedas recuperar la estabilidad financiera de tu empresa. Sigue leyendo para conocer cuáles son tus opciones de financiación como pequeña o mediana empresa en España.

Préstamos para pequeñas empresas España

Para las pequeñas empresas en España existen dos tipos de préstamos que otorga el estado: las líneas de crédito ICO, y las ayudas públicas. Las líneas de crédito ICO para empresas y emprendedores se gestionan a través de entidades de crédito bancarias y provienen de fondos públicos, y se trata de préstamos especiales por la pandemia que pueden solicitarse durante todo el 2021.

Las ayudas para empresas también provienen del estado y pueden ser: préstamos, subvenciones, préstamos bonificados, ayuda parcialmente reembolsable, préstamo participativo y capital riesgo. Suelen estar divididas por industria y las condiciones van variando dependiendo del tipo de ayuda solicitado.

Préstamos para pequeñas y medianas empresas

En España, existen más PyMEs de lo que nos imaginamos, entre las cuales encontramos a las micro, pequeñas y medianas empresas. Al momento de pedir un préstamo para empresas, los requisitos son los mismos sin tener en cuenta su tamaño en la mayoría de las entidades bancarias o financieras privadas. Entre los préstamos para empresas más utilizados podemos encontrar:

  • Factoring: es una financiación que saca a la empresa de apuros a muy corto plazo. Se caracteriza por cobrar por adelantado mediante una entidad bancaria las facturas que los clientes o proveedores que tienen pendientes. En el caso de que estos faltaran al pago, la empresa (que solicitó el préstamo) es la que se hará cargo del valor total y sus intereses.
  • Confirming: este es el proceso inverso al factoring. Se trata de un servicio que ofrecen algunas entidades para que las empresas paguen antes a sus proveedores. De esta manera no hay corrimiento de plazos de pagos, y se genera una mayor confianza con los proveedores.
  • Crowdfunding: consiste en reunir el dinero a través de inversores que quieran patrocinar el proyecto. La inversión suele devolverse con productos, participaciones en la empresa, entre otros beneficios. Aunque no es un método rápido, puede ser muy efectivo. No se trata de un préstamo propiamente dicho, sino que es una compra adelantada para que la empresa pueda avanzar en sus operaciones.
  • Crowdlending: se basa en conseguir financiación a través de inversores privados. Este tipo de préstamos se debe devolver dentro de un plazo determinado y con los intereses que se hayan pactado entre las partes.

Estos son algunos de los préstamos a los que puede acceder una empresa, pero también existen los préstamos de capital privado que te permiten contar con el dinero que necesitas en poco tiempo, aportando una propiedad a tu nombre como garantía. Conoce más sobre estos préstamos para empresas a continuación.

Un préstamo para sacar adelante tu negocio

En la actualidad, una empresa tiene varias opciones para financiar sus operaciones o recuperar su estabilidad financiera. Entre esas alternativas, los préstamos para empresas de capital privado ganan cada vez más terreno, ya que tiene menos papeleo y permite acceder al dinero de forma rápida y transparente.

Con nuestros préstamos para empresas, se puede volver a ganar la liquidez perdida, hacer frente a los gastos que tengas pendiente, cancelar deudas o comenzar un nuevo proyecto. Se trata de una solución financiera muy versátil, al que puedes acceder con una propiedad a tu nombre en garantía y obtener de 15.000 hasta 1.000.000 de euros. Desde Prestamo Capital ofrecemos préstamos que se adaptan a la situación de cada empresa, haciendo lo posible para poder cumplir los sueños de los emprendedores y pequeños empresarios.

Go to Top