aval de una hipoteca
Banca
11/02/2023
Giuseppe Tremamunno

¿Qué se necesita para ser aval de una hipoteca?

Conseguir un aval de una hipoteca es una gran opción cuando necesitas conseguir financiamiento rápido, pero ¿sabes qué es?

Básicamente, un avalista sirve como garante de la devolución del dinero que solicites a la entidad financiera o banco en caso de que no puedas responder por el pago.

Dicho de otro modo, esta persona asume la responsabilidad de tu deuda si tú no cumples con el pago. Ahora bien, hay varias preguntas por responder: ¿Quién puede ser avalista?, ¿Qué requisitos son necesarios? Si deseas saber más, ¡Este artículo es para ti!

¿Qué es un aval de una hipoteca?

Antes de explicar qué necesita para ser aval de una hipoteca, es importante comprender de qué se trata esta figura.

En palabras simples, un aval hipotecario es una persona que se compromete a responder por la deuda de otro persona en caso de que éste no pueda cumplir con sus obligaciones de pago.

Mayormente, el aval es una persona con suficientes ingresos y solvencia económica para garantizar el pago de la deuda en caso de que el prestatario no pueda hacerlo.

La entidad financiera que otorga el préstamo puede solicitar un aval hipotecario como una medida adicional de seguridad para reducir el riesgo de impago.

Solicita aquí tu estudio gratuito y personalizado sin ningún tipo de compromiso.

 

{"Form":"Form_Classic","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"4.3"}

 

¿Quién puede avalar una hipoteca?

Aunque, inicialmente, todas las personas pueden ser aval de una hipoteca, la entidad financiera siempre solicita un perfil particular cuando se trata de brindar una hipoteca.

Entre las particularidades, tenemos personas con ingresos estables, sin deudas y con propiedades a su nombre. Recuerda que, la responsabilidad de esta persona es responder ante el banco o la entidad financiera en caso de que no pagues el préstamo.

La razón por la que las entidades financieras no admiten a cualquier persona como avalista es simple:

De la misma forma que se evalúa la solvencia económica de quienes piden préstamos para confirmar que pueden pagar sus obligaciones, comprueban que el avalista tenga ingresos para hacerse cargo de la deuda de su avalado.

¿Qué requisitos se necesitan para ser aval hipotecario?

Ahora que ya tienes claro qué es el aval de una hipoteca, revisemos los requisitos generales para serlo. Como bien señalamos antes, no todos pueden ser avalistas. Siendo así, hay una serie de requisitos que mencionamos a continuación:

  1. Ser mayor de edad: si bien es cierto que, en algunas ocasiones, un menor de edad puede avalar, no es frecuente. Mayormente, esto se debe a que, la persona debe contar con un historial limpio y verificable.
  2. Solvencia: este es otro requisito indispensable. Esto quiere decir que el aval debe tener ingresos mayores a las obligaciones que el prestatario tiene. De hecho, es mejor si no existen deudas, sobre todo hipotecas.
  3. Ingresos estables: además de ser solvente, el aval de una hipoteca, debe tener ingresos asegurados en lo posible. Aquí tienen ventaja trabajadores con contrato indefinido, funcionarios, entre otros.
  4. Que tenga propiedades libres de cargas: en cierto punto, sirve para cubrir el importe al que no puede hacer frente el solicitante.

Cumpliendo con estas exigencias, hay mayor probabilidad de que el crédito sea aprobado.

Ventajas e inconvenientes de avalar una hipoteca

Tener aval de una hipoteca, implica diversas ventajas y desventajas. En ambos casos, hay que tener en cuenta sus beneficios e inconvenientes. Algunos de los más importantes son:

Ventajas

  • Aprobación de préstamos: si necesitas solicitar un préstamo y no tienes un historial crediticio sólido o no cumples con los requisitos de ingresos, tener un aval aumenta tus posibilidades de obtener la aprobación del préstamo.
  • Obtener mejores tasas de interés: si tienes un aval con un historial crediticio sólido, puedes obtener mejores tasas de interés en préstamos o tarjetas de crédito.
  • Fortalecimiento del historial crediticio: si tu aval cumple con sus obligaciones y paga a tiempo, esto te ayuda a fortalecer tu historial crediticio y aumenta tu puntuación de crédito.

Desventajas

  • Responsabilidad financiera: como se mencionó anteriormente, si el avalado no cumple con sus obligaciones de pago, el aval es responsable de pagar la deuda. Esto es especialmente problemático si el aval no tiene la capacidad financiera para hacer frente a la deuda.
  • Riesgo de conflicto: la relación entre el avalado y el aval puede verse afectada si el avalado no cumple con sus obligaciones de pago. Indudablemente, esto puede llevar a un conflicto entre ambas partes.
  • Pérdida de privacidad financiera: el aval deberá proporcionar información financiera para que se le considere como aval. Entonces, se compromete la privacidad financiera del aval.

Aspectos a tener en cuenta antes de ser aval de una hipoteca

Como viste antes, ser aval de una hipoteca tiene sus beneficios e inconvenientes. Por lo tanto, hay aspectos a considerar para evitar conflictos en el futuro antes de convertirse en avalista. Aquí hay algunos de los más importantes:

  • Solicitar que la entidad financiera notifique sobre el atraso en pagos por parte del prestatario.
  • Ahorrar dinero y estar preparado en caso de que el solicitante no pueda hacer frente a la deuda adquirida.
  • No firmar por personas que no demuestran ser responsables con el dinero o personas desconocidas.
  • Mantener contacto regular con la persona para informarse sobre su estado financiero.

Estas son tan solo algunas recomendaciones a tener en cuenta antes de ser aval de una hipoteca. En cualquier caso, es esencial recordar el riesgo y las ventajas de este tipo de transacciones financieras.

Por otra parte, también es posible tener presente algunas otras opciones financieras como préstamos sin avalista.

¿Necesitas un préstamo sin avalista?

En realidad, una hipoteca tiene diversas limitaciones, como la necesidad de contar con un aval para aumentar la posibilidad de obtener financiamiento.

En el caso de Prestamo Capital, queremos ofrecerte un préstamo con aval hipotecario. Es decir, utilizar tu propiedad como garantía de pago para recibir el dinero de forma rápida.

Te brindamos la oportunidad de pedir créditos desde 15.000€ hasta 300.000€ para pagar hasta en 20 años. Además, todo el proceso es online, lo que te permite tener tu dinero sin salir de casa.

¡Comunícate ahora para pedir asesoría sin compromiso!

 

Solicita aquí tu estudio gratuito y personalizado sin ningún tipo de compromiso.

 

{"Form":"Form_Classic","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"4.3"}
Go to Top