avalista prestamo hipotecario
Capital Privado
14/05/2021
Agostina Simeonoff

¿Qué pasa si fallece el avalista de un préstamo hipotecario?

Al fallecer una persona, los herederos deben hacerse cargo tanto de los bienes como las deudas del fallecido, y este es el caso también de los préstamos hipotecarios. Si una persona ha solicitado un préstamo hipotecario y fallece antes de terminar de pagarlo, los herederos deberán asumir esa deuda.

Este es el caso también con las hipotecas, que están recogidas por la misma ley que los préstamos hipotecarios, pero no son lo mismo. Por lo que primero, pasaremos a definir las diferencias y similitudes entre estos dos.

¿Cuál es la diferencia entre hipoteca y préstamo hipotecario?

Aunque en el caso de herencias tienen muchas similitudes, una hipoteca y un préstamo hipotecario no son lo mismo. Principalmente, se diferencian por el fin que se le da al dinero.

Al momento de querer comprar un inmueble, si no tienes el dinero suficiente para hacerlo, puedes pedir una hipoteca. En este caso, el banco te presta el dinero necesario, hasta un 80% del valor total, para poder hacerte propietario del piso, local, casa, o propiedad que quieras y ofrecer el mismo como garantía de pago. El efectivo no será depositado en tu cuenta, sino que se le pagará directamente a quien sea el propietario del inmueble, y usualmente son préstamos a 20 años.

Un préstamo hipotecario consiste en solicitar dinero para saldar una deuda, pagar estudios, viajar, empezar un negocio, o cualquier otra necesidad financiera que no sea comprar una propiedad. El principal requisito para acceder a estos préstamos es tener un inmueble que funciona como garantía en caso de no poder saldar la deuda. Podrás recibir hasta el 30% del valor de tasación del inmueble, que se depositará directamente en tu cuenta bancaria.

A pesar de las diferencias, el préstamo hipotecario y la hipoteca están regidos por la misma ley. Por ejemplo, cuando muere el avalista de un préstamo hipotecario o de una hipoteca se actúa de la misma manera, el aval sigue vigente, esto quiere decir que la deuda se hereda.

Así lo establece el artículo 1003 del Código Civil: “Por la aceptación pura y simple, o sin beneficio de inventario, quedará el heredero responsable de todas las cargas de la herencia, no sólo con los bienes de ésta, sino también con los suyos propios”.

De todas maneras, cabe aclarar que no siempre es así, ya que al heredar tanto activos como deudas, ésta se puede rechazar. Pero si se quiere rechazar la deuda de un préstamo hipotecario, también se deberán rechazar los bienes. Te contamos más sobre este procedimiento a continuación.

¿Qué ocurre con el aval de un préstamo si fallece el avalista?

Como vimos anteriormente, tanto los bienes como las deudas son heredables, por lo que un préstamo hipotecario se transformará en una deuda para los herederos si fallece el avalista. Sin embargo, hay 3 alternativas al lidiar con esta situación, que son:

  • Rechazar la herencia: si no puedes hacerte cargo de las deudas o las deudas superan los bienes, suele ser una opción. Al momento de rechazarla deberás tener en cuenta que resignarás tanto a los bienes como las deudas.
  • Aceptar la herencia: al aceptarla, deberás asumir la responsabilidad del aval. Esto no solo impactará a la vivienda heredada, sino también a tus bienes presentes y futuros, ya que la deuda pasa a ser parte del patrimonio de todos los herederos.
  • Aceptar la herencia a “beneficio de inventario”: de este modo, no tendrás responsabilidad sobre la deuda heredada con los bienes que tenías previos a heredar. Esto quiere decir que responderás a la deuda con los bienes que la misma traiga consigo, sin afectar tu patrimonio personal.

Esta última opción es la más aconsejable y elegida, ya que si no se continúa con el pago de la deuda de una hipoteca o préstamo hipotecario, el banco o la entidad financiera pasará a ejecutar el aval por impago con los bienes que se han heredado, sin afectar tus finanzas personales.

En el caso de heredar una hipoteca, es importante tomar una decisión lo más rápido posible, debido a que el banco estará pendiente de seguir recibiendo los pagos mensuales, y si no los recibe se encargará de ejecutar la hipoteca y finalmente el desahucio. Esto sucederá si se acumulan 12 meses de impagos o el 3% del valor total de la hipoteca no saldado durante la primera mitad del tiempo que dura la hipoteca. Puede también suceder cuando hay 15 cuotas impagas o el 7% durante la segunda mitad del préstamo.

Para evitar que las deudas se hereden, la mejor alternativa es tener un seguro de vida que responda por la misma una vez que el propietario de la hipoteca o del préstamo hipotecario fallece, así los herederos no tendrán que hacerse cargo de los pagos pendientes.

Desde Prestamo Capital, contamos con un préstamo hipotecario que se adaptan a la situación particular de cada usuario. En el caso de que heredes una deuda con nosotros, pondremos a tu disposición a nuestro equipo de profesionales para ayudarte a enfrentar la situación de la mejor manera.

Go to Top