solicitar prestamo hipotecario
Capital Privado
09/03/2022
Agostina Simeonoff

¿Para qué sirve un préstamo de capital privado?

Una inyección financiera a través de un crédito puede ser muy útil, ya sea porque quieres cambiar el coche, renovar tu hogar, iniciar un proyecto, abrir una empresa o necesites saldar las deudas que tienes acumuladas. Y a pesar de que los bancos son la primera opción que se considera, también existe el préstamo de capital privado.

La financiación con un préstamo de capital privado es la mejor alternativa a los bancos, ya que por lo general la vía tradicional suele ser más compleja. Son muchos los requisitos que las entidades bancarias solicitan a los clientes y aunque los cumplas todos, no es seguro que te otorguen el préstamo que necesitas.

Otro de los inconvenientes que puedes tener con los bancos es el tiempo. Hay situaciones en las que necesitamos liquidez inmediata, y las entidades bancarias no suelen cumplir con esto. Los plazos de procesamiento y entrega del crédito suelen ser largos, y esto puede ser un inconveniente en ciertas situaciones.

Es por todo esto que  una de las opciones más elegidas frente a una necesidad de financiación es un préstamo de capital privado. Las ventajas son amplias y las empresas de este rubro hacen que el proceso sea más rápido y sencillo. Con pocos requisitos y en un corto período de tiempo tendrás disponible el dinero que necesitas, incluso si tu nombre figura en la lista ASNEF.

Préstamo de capital privado, ¿con qué fin puedes utilizar el dinero?

La gran ventaja de un préstamo de capital privado es el poder que tienes sobre el dinero. Al momento de hacerte acreedor del dinero solicitado, podrás utilizarlo para todo lo que necesites. Con la firma del contrato recibes el total del dinero del préstamo en tu cuenta, para que lo emplees como mejor consideres.

Un préstamo de capital privado es una gran opción de financiación tanto para gastos planificados como para situaciones inesperadas. Puedes utilizar el dinero para cambiar el coche, hacer reformas en casa o financiar un proyecto profesional, pero también es posible solicitar un préstamo de capital privado para hacer frente a una deuda, aceptar una herencia o cualquier otra situación inesperada.

A continuación te contamos los 3 usos de un préstamo de capital privado más habituales y los requisitos para hacerte acreedor de uno.

Préstamo para reunificación de deudas

Dentro de las finanzas personales, las deudas suelen ser uno de los problemas más conflictivos. Créditos, préstamos, cuotas sin pagar o deudas de servicios generan un impacto muy negativo sobre las finanzas familiares, ya que el problema no es solo el impago sino también la acumulación de intereses.

La reunificación de deudas es uno de los usos más comunes de un préstamo de capital privado. Consiste en saldar todas las deudas con el dinero del crédito y enfocarse así en pagar una única cuota mensual, ganando tranquilidad y organización en tus finanzas.

Préstamos para reformas

Otro de los usos más habituales para un préstamo de capital privado es para financiar las reformas de una propiedad. En muchas ocasiones, no solemos dimensionar la cantidad de dinero que se necesita para hacer reformas, arreglos o decorar una casa, o simplemente no contamos con los ahorros necesarios.

Con los préstamos de capital privado podrás remodelar, decorar, refaccionar y acondicionar tu hogar con total tranquilidad y libertad. Una vez que el dinero esté en tu cuenta bancaria, solo deberás dejar volar la imaginación y comenzar a crear la casa que siempre soñaste. Un préstamo para reformas también es ideal para poner a punto una segunda vivienda o una propiedad de alquiler, y obtener una mayor rentabilidad.

Préstamos para empresas

Si tienes una idea de negocio que quieres poner en práctica, quieres abrir una franquicia, invertir en una empresa ya existente o tienes algún tipo de problema financiero en tu negocio, los préstamos de capital privado son la solución. Con mínimos requisitos tendrás la posibilidad de acceder a un crédito para empresas que te ayudará a solventar cualquier situación económica.

Las bancas tradicionales no suelen entregar créditos a empresas pequeñas o nuevas, y por esta es una gran vía de financiación muy elegida por profesionales, emprendedores y pymes.

¿Cuáles son los requisitos de un préstamo de capital privado?

A diferencia de los bancos y entidades de crédito tradicionales, para obtener un préstamo de capital privado sólo tendrás que cumplir con 3 requisitos: presentar tu DNI o un Documento de Identidad, tener una propiedad como garantía a tu nombre sin hipoteca o con poca carga y contar con una justificación de ingresos estables que puede ser la nómina, jubilación, alquiler, pensión, etc. En caso de que no tengas un inmueble propio podrás utilizar el de un familiar o amigo. Ambos deberán firmar el contrato, pero quién tendrá la responsabilidad de pagar el préstamo es el solicitante.

Con un préstamo de capital privado podrás obtener hasta el 30% del valor de tasación de la propiedad que presentas en garantía. Prestamo Capital ofrece créditos que van desde 15.000€ hasta 1.000.000€ con tasas de interés que varían entre el 2% y el 18% dependiendo del tipo de crédito y con plazos de devolución de 1 a 20 años.

Prestamo Capital es una fintech que especializada en préstamo de capital privado con muchos años de trayectora. Nuestros clientes son la prioridad y brindamos un servicio personalizado, para que cada persona acceda a la ayuda financiera que mejor se adapte a sus necesidades. Durante todo el proceso nuestros especialistas estarán allí para ayudarte, desde la solicitud hasta el pago de la última cuota. Si necesitas dinero para tomar el control de tus finanzas personales, somos tu mejor opción.

Go to Top