razones para reunificar deudas
Impuestos
15/04/2024
Giuseppe Tremamunno

4 razones para reunificar deudas

En situaciones económicas complejas, los préstamos son una solución rápida. Sin embargo, con el paso del tiempo, tener que pagar todos los créditos puede ser un verdadero problema. Entonces, ¿qué deberías hacer en este caso? Sin duda alguna, esta es una de las principales razones para reunificar deudas.

La unificación de deudas es una alternativa financiera cada vez más común en el mercado y de las más rentables, debido a su accesibilidad y beneficios. En este artículo, te contamos 4 motivos por los que debes considerar esta opción si quieres recuperar el control de tu economía, ¡vamos a verlo!

¿En qué consiste la reunificación de deudas?

Antes de hablar sobre las razones para reunificar deudas, partamos por comprender de qué se trata este producto financiero. Dicho de forma simple, es un proceso que permite agrupar todas las deudas pendientes en un solo crédito

Una de las características claves de la reunificación de deudas es que la cuota mensual que pagarás, será inferior en comparación con todos los préstamos por separado. 

Los préstamos para reunificar deudas están diseñados para personas que responden por diferentes pagos al mes, con distintas cuantías y tasas de interés. De hecho, cabe resaltar que las empresas también pueden recurrir a la unificación de deudas si lo consideran necesario.

{"Form":"Form_Progressive","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"7.5"}

 

Principales razones para reunificar deudas

Hay muchas razones para reunificar deudas, las cuales pueden variar en función de tus necesidades específicas. En el siguiente apartado, desarrollaremos los 4 motivos más importantes para solicitar un crédito de este tipo.

#1 Has caído en una situación de impago

Esta es una de las razones para reunificar deudas que no puedes perder de vista. Caer en una situación de impago no es imposible para nadie, más aún cuando tienes múltiples préstamos contratados. Responder por créditos, hipotecas y otros productos financieros, puede llevarte directamente al borde del estrés financiero

En este sentido, es importante prevenir a tiempo antes de que tu historial crediticio se vea afectado o, en el peor de los casos, tus bienes sean embargados por morosidad.

La reunificación de deudas, en este contexto, es el camino correcto para aligerar el peso de los pagos mensuales y reducirlos a una sola cuota. Lo anterior te permite mantener el control sobre tus finanzas y designar un presupuesto específico para el pago de deudas durante el mes.

#2 Tienes una deuda con altos intereses

Los intereses de una deuda son el mayor quebradero de cabeza de los prestatarios, pues esto afecta en gran medida la cuota mensual y el valor total del préstamo. Ahora bien, si en lugar de un solo préstamo con interés elevado tienes varios, la situación es mucho más compleja aún.

Reunificar las deudas, te ayudará a acceder a un nuevo tipo de interés, que depende de la entidad financiera en que decidas hacer la contratación. Generalmente, estos intereses son inferiores con respecto a la suma de todos los créditos que tienes activos.

#3 No tienes liquidez para afrontar todas las deudas

La falta de liquidez es otra de las razones para reunificar deudas. Si no tienes el capital necesario para pagar todas las deudas en el mes, es pertinente buscar soluciones rápidas antes de que la situación sea mucho más grave y puedas llegar a un embargo de cuenta bancaria, por ejemplo, o de otros bienes.

Para determinar si tienes problemas de liquidez, es clave evaluar tu estado financiero actual, considerando todos los pagos que realizas al mes, así como la cantidad de dinero que destinas para ello. Ten presente que el Banco de España, recomienda no usar más del 30% en el pago de deudas.

#4 Estás en ASNEF u otros listados

Las listas de morosos son otras de las razones para reunificar deudas. Son muchas las personas en España que se encuentran en ficheros de morosidad como ASNEF o RAI, como consecuencia del impago de deudas. Debes saber que puedes ingresar en estos listados por montos realmente mínimos.

Si estás en ficheros de este tipo, no podrás optar por préstamos bancarios o financiación para adquirir un coche, por ejemplo. En este supuesto, la reunificación de deudas se presenta como una alternativa conveniente para salir de ASNEF y mejorar tu historial de crédito.

¿Qué tipos de deuda se pueden reunificar?

Cuando tu situación de pagos se torna compleja, surgen varias razones para reunificar deudas, como las que vimos antes, pero te preguntarás ¿qué deudas se pueden unificar? Actualmente, hay varios productos financieros que aplican para esta solución y los más importantes son:

  • Préstamos personales: este tipo de créditos sin garantía hipotecaria son de los más comunes cuando se trata de reunificación. Gracias a esta alternativa es posible acceder a mejores tasas de interés, que es una de las mayores desventajas del préstamo personal.
  • Tarjetas de crédito: al igual que en el caso de los préstamos personales, el saldo de pago de las tarjetas de crédito se pueden reunificar. En este caso, el beneficio recae, también, sobre un tipo de interés más rentable.
  • Hipotecas: las hipotecas son otra de las razones para reunificar deudas. En este supuesto, tienes la oportunidad de pagar un importe menor en el mes y devolver en dinero en un período de tiempo más flexible.
  • Otros créditos: además de las opciones anteriores, puedes solicitar la reunificación de deudas en el caso de microcréditos, préstamos rápidos y otras formas de financiación.  

¿Cómo reunificar deudas con un préstamo?

Ahora que conoces las razones para reunificar deudas, te explicaremos cómo hacerlo. El mercado actual se ha diversificado bastante, por lo que puedes recurrir a la reunificación de deuda mediante opciones, como los préstamos personales y la garantía hipotecaria.

En el primer caso, lo más usual es que pidas el crédito a un banco. Sin embargo, ten presente que al tener deudas es posible que tu historial crediticio no sea el mejor o estés en listas de morosidad. Por eso, es probable que la entidad bancaria te niegue la solicitud de unificación.

Por su parte, la garantía hipotecaria requiere del uso de una propiedad inmueble para usar como garantía del préstamo. Este producto financiero es común en las empresas de capital privado, como Prestamo Capital, y ofrecen condiciones mucho más flexibles en comparación con los bancos.

Un beneficio importante de la garantía hipotecaria es que la cantidad de dinero se define por medio de la tasación de la vivienda, lo que te permite usar el importe recibido para pagar deudas y el resto lo puedes invertir en lo que quieras.

{"Form":"Form_Progressive","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"7.5"}

 

Go to Top