reunificar deudas
Financiación
07/04/2024
Giuseppe Tremamunno

Reunificar deudas: las 8 preguntas más frecuentes

Reunificar deudas es una de las opciones más demandadas en el mercado cuando se trata de saldar las obligaciones pendientes de forma rápida y confiable. Actualmente, son muchas las personas que optan por unificar sus pagos en una sola cuota mensual.

Sin embargo, a pesar de su popularidad, esta modalidad de financiación trae consigo muchas dudas sobre su contratación y conveniencia.  En este blog responderemos las preguntas más comunes sobre la reunificación de deudas y sus implicaciones, ¡vamos a verlo!

¿En qué consiste la reunificación de deudas?

Evidentemente, cuando se habla de reunificar deudas, la pregunta más importante es de qué se trata esta alternativa financiera. Dicho de forma simple, consiste en unir todas tus deudas pendientes en un solo préstamo, con una cuota mensual reducida y una tasa de interés más competitiva.

En otras palabras, si tienes que responder por el pago de hipotecas, tarjetas de crédito y otros préstamos en el mes, mediante la reunificación de deudas, incluyes todas estas obligaciones en una sola cuota al mes.

{"Form":"Form_Progressive","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"7.9"}

 

¿Cómo se logra reunificar deudas?

Para reunificar deudas, como se destaca antes, debes agrupar todas tus obligaciones de pago en una sola, por lo que puedes devolver el dinero en un plazo mucho más flexible. 

En este contexto, la entidad financiera con la que llevas a cabo la unificación, cancela todos los créditos que tienes y crea uno totalmente nuevo, con la cuantía pendiente por pagar.

Si bien es cierto que el coste de la cuota mensual puede ser menor al reunificar deudas, es importante tener presente los gastos adicionales que están sujetos. Lo anterior, dependerá de la empresa prestamista con la que decidas hacer la contratación.

¿Cuáles son las ventajas de reunificar deudas?

A decir verdad, hay múltiples ventajas de reunificar deudas y estas dependen, también, de tus necesidades al momento de solicitar este producto financiero. Algunos de sus beneficios más importantes son estos:

  • Cuota mensual inferior: al unir tus deudas en un solo préstamo, pagarás una cuota mensual menor en comparación con responder a varios créditos en paralelo. 
  • Un solo pago al mes: la agrupación de todas tus obligaciones aligeran la carga de tener que pagar varios importes mensuales.
  • Mejor tasa de interés: al tener un mayor tiempo de amortización, recibes el beneficio de acceder a una tasa de interés mucho más rentable, lo que repercute en el pago de la cuota mensual.

¿Qué deudas se pueden reunificar?

Esta es otra duda común al momento de reunificar deudas. Debes saber que no todas las deudas aplican para este producto financiero. Los préstamos y otros pagos que se pueden reunificar son los siguientes:

  • Préstamos rápidos: son todos los créditos solicitados con el fin de atender situaciones financieras urgentes y cuyo plazo de devolución es bastante corto.
  • Préstamos personales: se trata de los créditos solicitados para atender gastos varios, como por ejemplo, atención médica, educación, reparaciones o reformas en el hogar. Generalmente, su importe no es tan elevado.
  • Tarjetas de crédito: es un producto financiero que se emplea para comprar online o en tiendas, con modalidad de pago a plazos.
  • Hipotecas: los préstamos hipotecarios contratados para financiar la compra de una propiedad inmueble.

¿Qué entidades ofrecen reunificar deudas?

Actualmente, son varias las entidades financieras que te dan la opción de reunificar deudas. El medio más común son los bancos, que brindan este producto financiero siempre que cumplas con ciertas exigencias, como tener un buen historial crediticio.

Por otro lado, las empresas de capital privado, como Prestamo Capital, también te pueden financiar para reunificar tus deudas. La ventaja de este tipo de compañías es que tienen requisitos más flexibles. 

¿Es posible reunificar deudas con ASNEF?

La respuesta es sí. No obstante, si decides solicitar la reunificación de deudas en un banco, esto podría ser mucho más complicado. Uno de los requisitos más importantes de cualquier entidad bancaria es que no estés en listas de morosidad como ASNEF o RAI, por lo que podrían rechazar tu petición

Como alternativa, los fintechs o empresas de capital privado, te pueden ayudar a conseguir el dinero para consolidar tus deudas, aunque tu nombre aparezca en un fichero de moroso. En este sentido, resultan mucho más convenientes para ti.

Por ejemplo, en Prestamo Capital, se utiliza como garantía del crédito una casa o local sin hipoteca, lo que permite al prestamista tener una mayor seguridad sobre la devolución del dinero. 

¿Qué pasa si no puedo pagar mis deudas? 

Pagar las deudas es mucho más importante de lo que crees. En España, puedes ingresar en un fichero de morosidad por cuantías realmente bajas. Siendo así, será mucho más complicado que consigas préstamos en los bancos o solicites la financiación de un coche, por ejemplo.

Sin embargo, esto no es lo peor que te puede pasar si no pagas tus deudas. Además, podrías ser objeto de un embargo de cuenta bancaria o de cualquier otro bien por morosidad. Este proceso es uno de los más complejos, ya que además de perder tus bienes, es posible que debas asumir ciertos gastos adicionales.

¿Existen gastos asociados a reunificar deudas?

Reunificar deudas tiene ciertos gastos adicionales que debes tener en consideración al momento de realizar esta solicitud. El primer gasto, y uno de los más importantes, es el nuevo tipo de interés asociado al préstamo actual. 

Por otro lado, hay que tener en mente los costes de la cancelación de los préstamos antiguos, teniendo clara la comisión que, posiblemente, debas pagar. Esto dependerá mucho de la entidad financiera con la que mantengas los créditos pendientes por amortizar.

Igualmente, la apertura de un préstamo para reunificar deudas implica otros gastos, como por ejemplo, la comisión de apertura, tasación de la propiedad y honorarios de los profesionales y especialistas que consideres pertinente contratar.

En cualquier caso, es indispensable consultar los términos y condiciones de cada empresa prestamista antes de formalizar la contratación de un préstamo para reunificar deudas.

{"Form":"Form_Progressive","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"7.9"}

 

Go to Top