préstamo con garantía hipotecaria
Capital Privado
20/08/2021
Agostina Simeonoff

¿Qué propiedades sirven para solicitar un préstamo de garantía hipotecaria?

Al buscar una solución a los problemas de liquidez, un préstamo con garantía hipotecaria suele ser la mejor alternativa. Con estos préstamos transformamos una propiedad en dinero, utilizándola como garantía del préstamo. Esta es una gran opción porque evita tener que pasar por la larga burocracia de las entidades bancarias y porque no se necesita de un aval para solicitarlo.

Generalmente, el principal problema a la hora de conseguir un préstamo es no contar con alguien que quiera ser nuestro aval y es aquí donde los prestamos con garantía hipotecaria se destacan. Son fundamentalmente créditos que conceden entidades financieras privadas con la condición de que el usuario entregue como garantía un inmueble propio. La propiedad es el aval que la compañía obtiene para asegurarse que el usuario pague las cuotas y cumpla con las condiciones pactadas.

Estos préstamos, y las empresas que los ofrecen, han ganado mucha popularidad en el último tiempo, ya que hacen posible que consigamos, en muy poco tiempo una gran suma de dinero y con mínimos requisitos. Hoy en día son la opción más viable para solucionar problemas financieros o llevar a cabo el proyecto que estabas postergando por falta de fondos. Descubre a continuación qué tipo de propiedades son aceptadas en un préstamo con garantía hipotecaria.

¿Sirve tu propiedad para solicitar un préstamo con garantía hipotecaria?

Para poder solicitar un préstamo con garantía hipotecaria es requisito excluyente contar con una propiedad que funcione como garantía. Si estás pensando en solicitar un crédito de este tipo, estos son los tipos de propiedades que se pueden presentar como garantía:

  • Casas
  • Pisos
  • Locales comerciales
  • Naves industriales

Dentro de estas categorías, no importa si son primeras o segundas residencias, o el tipo de inmueble que sean. Pero sí es necesario que cumplan con ciertos requisitos para solicitar un préstamo con garantía hipotecaria, como:

  • La propiedad no debe tener una hipoteca pendiente o contar con poca carga, con un 80% o 90% de la hipoteca pagada como mínimo.
  • La vivienda debe ser propia, es decir estar a tu nombre. En caso de que los propietarios sean varios, todos deberán firmar ante el notario al momento del contrato (este puede ser el caso en una vivienda de herencia, por ejemplo).
  • Debe ser un inmueble que se encuentre dentro de España y la propiedad debe estar ubicada en una localidad con una población de más de 15.000 habitantes.

Es indispensable saber que al colocar un inmueble como garantía en los préstamos hipotecarios, corres con el riesgo de perderlo si no se pagan las cuotas pactadas. Por eso, desde Prestamo Capital te ayudamos a determinar los plazos de pago y cuotas mensuales que más se ajusten a tu realidad económica, para que nunca tengas que llegar a esta situación.

Transforma tu propiedad en dinero: ¿cuánto puedes solicitar?

Prestamo Capital es la mejor alternativa para transformar tu propiedad en el dinero que necesitas sin afectar tus finanzas personales. Ofrecemos préstamos con garantía hipotecaria con los que puedes obtener desde 15.000€ a 1.000.000€, con plazos de devolución que van de 1 a 20 años. En los préstamos con garantía hipotecaria, el máximo de dinero que podrás recibir será hasta un 30% del valor de tasación de la propiedad que presentas como garantía.

Con un inmueble como garantía, tu DNI y una constancia de ingresos estables podrás solicitar un préstamo con garantía hipotecaria y acceder al dinero que necesitas, ya sea para reformar tu hogar, reunificar deudas, comenzar una empresa, comprar un coche, o hasta para salir de ASNEF.

En tan sólo 5 pasos y cumpliendo con los requisitos anteriormente mencionados, podrás tener el dinero en tu cuenta. Se trata de un proceso complemente online y a distancia, exceptuando la firma del contrato que se deberá realizar en presencia de un notario según lo dicta la ley en España. Consigue un préstamo con garantía hipotecaria en 5 pasos:

  • En primer lugar, deberás llenar la solicitud. Podrás hacerlo desde nuestro formulario web o por correo.
  • Una vez enviado el formulario, nuestro equipo evaluará la solicitud y se pondrá en contacto contigo dentro de las primeras 24 horas para comenzar con la negociación.
  • Cuando se haya llegado a un acuerdo, un profesional homologado realizará la tasación de la propiedad que presentas en garantía.
  • En presencia de un notario, se realizará la firma del contrato.
  • Por último, el mismo día de la firma, se efectuará de forma inmediata la transferencia bancaria a la cuenta que hayas escogido.

En Prestamo Capital somos especialistas en brindar un servicio transparente, profesional y personalizado. A la hora de negociar préstamos con garantía hipotecaria, tomamos en cuenta la situación personal y financiera de cada uno de nuestros clientes. Para ayudarte a solucionar todos tus problemas financieros, nos enfocamos en que el proceso sea eficaz y rápido.

Nuestro objetivo es acompañarte en cada etapa del proceso y ser parte del cambio que el dinero de un préstamo con garantía hipotecaria puede suponer en tu vida. Trabajamos día a día para que nuestros usuarios consigan cumplir sus metas y objetivos económicos, ya sea de la reforma de tu hogar, la reunificación de deudas, o la apertura de la empresa con la que vienes soñando hace tiempo. Con un préstamo con garantía hipotecaria, todo esto y más es posible.

Go to Top