hipoteca doble garantia
Financiación
05/02/2023
Giuseppe Tremamunno

¿Qué es una hipoteca con doble garantía?

Cuando pides un préstamo, la entidad prestamista evalúa tu situación financiera para darte o no el financiamiento. Los ahorros que tengas son cruciales, ya que regularmente las entidades no dan créditos por más del 80% del valor tasado del inmueble.

Entonces, tu dinero ahorrado debe suponer por lo menos el 20% del valor de la propiedad para cubrir el resto del dinero no financiado. ¿No tienes estos ahorros? Entonces, aquí entra en juego lo que se conoce como hipoteca con doble garantía.

¿Qué es la doble garantía?

Una hipoteca con doble garantía es un tipo de préstamo hipotecario en el que el prestatario ofrece dos formas de garantía para respaldar su compromiso de pago.

Una de las garantías suele ser una hipoteca sobre una propiedad, mientras que la otra puede ser una garantía adicional, como un aval o una garantía personal.

Esto garantiza que el prestamista recibirá su pago en caso de incumplimiento del prestatario. Además, es una opción atractiva para aquellos que tienen un bajo puntaje de crédito o que desean obtener un préstamo a una tasa de interés más baja.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que ofrecer dos formas de garantía aumenta la carga financiera sobre el prestatario. Asimismo, tiene implicaciones significativas en caso de incumplimiento.

Solicita aquí tu estudio gratuito y personalizado sin ningún tipo de compromiso.

 

{"Form":"Form_Classic","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"7.5"}

 

¿Cómo funciona la doble garantía hipotecaria?

Si no tenemos el capital necesario para cubrir el 20% del valor de la casa que queremos comprar, algunas instituciones financieras ofrecen la opción de un préstamo hipotecario con doble garantía.

Este tipo de préstamo requiere una hipoteca sobre la vivienda que vamos a comprar, por un valor del 80% de su precio.

Además, permite garantizar el 20% restante al ofrecer otro inmueble como garantía, ya sea propio o de un tercero.

Por ejemplo, si queremos comprar una casa por 300.000 euros, la hipoteca con doble garantía se aplicaría al 80% de esa casa, es decir, 240.000 euros, y al 20% de otro inmueble, lo que garantiza los 60.000 euros restantes.

Después de pagar los primeros 60.000 euros, el segundo inmueble quedaría libre de cargas hipotecarias, y entonces comenzamos a pagar la hipoteca sobre la casa principal.

¿Qué diferencia la doble garantía de un aval?

La confusión entre un aval y la doble garantía es más común de lo que se piensa. Si bien es cierto que son términos similares, no significan lo mismo. Veamos a continuación, las diferencias más importantes:

  • Con aval: la responsabilidad hipotecaria es total. Es decir, en el supuesto de no pagar, la entidad puede solicitar que el avalista asuma el pago del titular de la propiedad. De hecho, es posible que se ejecute en aval.
  • Con hipoteca con doble garantía: en este caso, la responsabilidad está limitada al 20% de la propiedad avalada. Por lo tanto, el riesgo es mucho más reducido.

Acerca de los requisitos para obtener una hipoteca con doble garantía

Para obtener una hipoteca con doble garantía en España, es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de edad y tener la capacidad de contratar.
  • Contar con una solvencia económica que permita el cumplimiento de las obligaciones derivadas del préstamo.
  • Poseer un inmueble que pueda ser aportado como garantía adicional.
  • Presentar una evaluación actualizada del inmueble aportado como garantía adicional.
  • Comprobar que la vivienda a adquirir no presenta cargas u obstáculos que afecten su libre disposición.
  • Presentar la documentación necesaria que acredite la titularidad y situación de los inmuebles aportados como garantía.

¿Te conviene la doble garantía hipotecaria?

Sin duda, la doble garantía es una opción bastante buena si quieres adquirir una propiedad, pero no tienes ahorros suficientes. Además de esto, hay otras ventajas que podemos anexar. Una hipoteca con doble garantía ofrece varias ventajas a los prestatarios, incluyendo:

Mayor aprobación de crédito

Al tener dos formas de garantía, es más probable que un prestamista apruebe una solicitud de hipoteca.

Tasa de interés más baja

Las hipotecas con doble garantía tienen tasas de interés más bajas que las hipotecas convencionales, lo que significa que el prestatario paga menos en intereses a lo largo del tiempo.

Mayor flexibilidad

Algunas hipotecas con doble garantía permiten a los prestatarios elegir entre diferentes tipos de tasas de interés, como tasas fijas o variables, lo que puede ser útil para aquellos que prefieren una mayor estabilidad o una tasa de interés más baja, respectivamente.

Mayor capacidad de compra

Al tener dos formas de garantía, los prestatarios pueden obtener préstamos más grandes para financiar la compra de una propiedad o para hacer mejoras.

Es importante tener en cuenta que, aunque las hipotecas con doble garantía ofrecen estas ventajas, también pueden tener ciertas desventajas. Por lo tanto, es fundamental evaluar cuidadosamente los pros y los contras antes de tomar una decisión sobre una hipoteca de este tipo.

¿Cómo conseguir una hipoteca que cubra el 100%?

Conseguir una hipoteca que cubra el 100% del valor de la propiedad es un desafío, pero aquí hay algunos consejos para ayudar a lograrlo:

  • Evaluar su perfil crediticio: asegúrate de tener un buen historial crediticio y un ingreso estable antes de solicitar una hipoteca.
  • Considerar la garantía adicional: algunas hipotecas permiten que un tercero, como un padre o un pariente cercano, proporcione una garantía adicional para aumentar tus posibilidades de obtener una hipoteca que cubra el 100% del valor de la propiedad.
  • Buscar programas de ayuda para la vivienda: algunos programas gubernamentales, como los programas de ayuda para la vivienda, pueden ayudar a financiar la compra de una propiedad con una hipoteca del 100%.

En Prestamo Capital te ofrecemos el mejor crédito

En Prestamo Capital, nos enfocamos en brindar préstamos de capital respaldados por una garantía hipotecaria. Ofrecemos soluciones financieras personalizadas para satisfacer las necesidades únicas de liquidez de nuestros clientes, permitiéndoles abordar cualquier reto financiero.

Los préstamos con garantía hipotecaria son soluciones financieras en las que tu propiedad inmueble se utiliza como garantía de devolución del préstamo. No es necesario tener un avalista, solo tener una propiedad registrada a tu nombre es suficiente para acceder a estos productos financieros.

¿Qué esperas para ponerte en contacto con nosotros?¡Tenemos un préstamo personalizado para ti!

Solicita aquí tu estudio gratuito y personalizado sin ningún tipo de compromiso.

 

{"Form":"Form_Classic","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"7.5"}
Go to Top