préstamo de reformas espana
Financiación
24/09/2021
Agostina Simeonoff

Reforma la vivienda familiar sin afectar tus finanzas

Cuando la distribución del hogar ya no sirve para nuestra familia, el baño o cocina han quedado viejos o ya es momento de renovar la decoración, se comienza a pensar en las reformas. Una reforma integral o parcial es la mejor opción para adaptar la casa a nuestras necesidades actuales y gustos, ganando en calidad de vida. Y para realizarlas, se necesita mucho dinero, por ello es que un préstamo para reformas es una de las alternativas más buscadas y de la que hablaremos en este artículo.

¿Para qué sirven un préstamo de reformas?

El hogar es un refugio propio, en donde sentirse a gusto es la mayor prioridad. Una casa debe estar adaptada a nuestras necesidades y estilo de vida para poder sacar el máximo provecho de la propiedad. Un préstamo de reformas puede servir para actualizar la casa en la que vivimos o también remodelar una segunda residencia o casa de alquiler, para sacarle mayor rentabilidad.

Entre los usos más comunes de un préstamo de reformas se encuentra arreglar algo roto o que ya ha quedado obsoleto. Pueden ser arreglos de cañerías, cambiar el baño o cocina, reparar techos o pisos, entre otros. Sin duda, las remodelaciones de baños y cocinas son las más habituales, ya que son espacios muy importantes en la casa.

Otro de los motivos por los cuales se suele solicitar un préstamo de reformas es para ampliar o cerrar un ambiente. Generalmente cuando los espacios son pequeños la mejor opción para que parezcan más grande es derribando paredes y uniéndolo a otro lugar de la casa, por ejemplo lo que sucede con las cocinas que se conectan al salón-comedor.

En caso contrario, a veces las habitaciones son muy grandes y quieres aprovechar el espacio para darle otro uso. Aquí deberías construir un muro o algún tipo de cerramiento, por ejemplo, si el cuarto principal es muy grande, puedes cerrarlo creando un vestidor, un despacho o un trastero, que nunca está de más en casa.

Sin duda, la mejor forma de hacer que el hogar tenga una nueva cara sin realizar una gran obra es cambiando los muebles, decoraciones y hasta electrodomésticos. Aunque cambiar la decoración de una casa pueda parecer un coste menor, la realidad es que puede ser bastante costoso. Pintar y arreglar las paredes, cambiar los muebles, renovar electrodomésticos y sumar nueva decoración para toda una casa es un gran cambio.

Estos son sólo algunos ejemplos del uso que puedes darle a un préstamo de reformas, pero al solicitar estos productos financieros tú decides qué hacer con el dinero. Un préstamo de reformas de garantía hipotecaria puede utilizarse para pagar todo lo que necesites, no se te pedirá justificación sobre dónde gastas el dinero.

Solicita un préstamo de reformas

Realizar reformas en el hogar suena tentador, pero no siempre contamos con el capital necesario para llevarlas a cabo. Es por ello que un préstamo de reformas de capital privado con garantía hipotecaria es la mejor opción para obtener el dinero necesario y poner manos a la obra.

Para solicitar un préstamo de reformas de garantía hipotecaria el requisito es que seas propietario de un inmueble que sirva como garantía, que puede ser el mismo que vayas a reformar u otra propiedad. Este inmueble debe ser sin hipoteca o con poca carga pendiente. Si este no es el caso, puedes solicitar un préstamo de reformas con la propiedad de un amigo o familiar como garantía. Ambos deberán presentar los papeles necesarios y firmarán juntos el contrato, pero el solicitante es el responsable del pago del crédito.

Con un préstamo de reformas de garantía hipotecaria puedes obtener desde 15.000 hasta 1.000.000 de euros, la cantidad máxima se determina por el valor de la propiedad en garantía, ya que no puede ser mayor al 30% del valor de tasación de la vivienda. Contamos con plazos de devolución de 1 a 20 años, para que elijas la situación que mejor se adapta a tus posibilidades.

Los préstamos de garantía hipotecaria se caracterizan por ser rápidos, sencillos y por sus pocos requisitos. Para hacerte acreedor de un préstamo de reformas deberás presentar tu DNI, el IBI del inmueble que utilizarás como garantía y un justificante de ingresos estables, que puede ser renta, alquiler, jubilación, nómina, entre otros.

Cumpliendo estos 3 requisitos ya podrás solicitar un préstamo de reformas y obtener el dinero que necesitas. Se trata de un proceso sencillo y 100% online, excepto por la firma el contrato que debe realizarse en persona frente a un notario como lo determina la ley española. Prestamo Capital se caracteriza por ser una empresa transparente y confiable, en donde encontrarás un trato personalizado y profesional en cada paso. En muy poco tiempo podrás tener la liquidez suficiente para reformar tu hogar y transformarlo en el lugar donde siempre soñaste vivir.

Go to Top