refinanciar deudas
Financiación
07/04/2024
Giuseppe Tremamunno

¿Vale la pena refinanciar deudas?

En un contexto financiero tan complejo como el actual, son cada vez más las personas que buscan alternativas para responder por sus obligaciones de pago pendientes y una de ellas es refinanciar deudas, pero ¿Es la mejor opción? 

Si bien es cierto que se trata de un camino factible que puedes considerar, hay muchas dudas relacionadas sobre este proceso y sus ventajas e inconvenientes. En este artículo, te contamos todas las implicaciones de la refinanciación de deudas y qué aspectos debes tener presentes.

¿Qué es refinanciar deudas?

Antes de hablar sobre las ventajas refinanciar deudas, es importante partir por entender en qué consiste. En palabras simples, este proceso ocurre cuando un prestatario revisa los términos del crédito actual con el objetivo de negociar mejores condiciones con su entidad financiera.

Refinanciar deudas es una vía bastante recomendable si buscas aligerar las cargas de tu deuda actual, mediante su reestructuración. Entre otras cosas, esta solución financiera puede ayudarte a cumplir con otros propósitos sin repercutir en tu préstamo vigente.

Generalmente, cuando se realiza una refinanciación de deudas, obtienes una cuota menor o accedes a una tasa de interés más flexible. Asimismo, es posible conseguir una nueva fecha de amortización más extensa de la que ya tenías con antelación.

Para solicitar una refinanciación de tus deudas, lo más importante es que revises tu economía actual. Por otro lado, hay ciertas exigencias del banco que también debes cumplir, como por ejemplo no tener cuotas impagas.

{"Form":"Form_Progressive","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"7.5"}

 

¿Cómo funciona el refinanciamiento?

Teniendo claro de qué se trata refinanciar deudas, es momento de explicarte cómo funciona. Actualmente, los bancos y demás empresas financieras brindan variedad de alternativas de refinanciamiento. La elección de la mejor de todas, depende de tus necesidades personales y, por supuesto, de tus necesidades.

Una de las opciones más comunes es responder por el préstamo anterior y pedir el resto del dinero en efectivo. La cantidad de dinero que recibirás depende de la antigüedad del crédito contratado y el tiempo de amortización pendiente. Este medio es una buena opción si necesitas liquidez inmediata, pues el proceso dura 24 horas aproximadamente.

Otro método para refinanciar deudas es unir los pagos pendientes en una sola cuota mensual o lo que es lo mismo, reunificar deudas. Esta opción es ideal si quieres tener una lectura más clara de tu estado financiero y al mismo tiempo, responder por tus deudas de manera simplificada.

Ventajas de refinanciar deudas

Como destacamos antes, refinanciar deudas es una alternativa atractiva si quieres mejorar la forma en que haces frente a tus pagos mensuales. En este sentido, hay múltiples beneficios que debes tener presentes. Veamos algunos de los más significativos:

  • Mejor tasa de interés: si optas por refinanciar deudas, tendrás la opción de renegociar tus condiciones actuales, lo que podría traducirse en una tasa de interés mucho más flexible en comparación con tu préstamo vigente. 
  • Consolidación de deudas: agrupar tus deudas en una sola cuota mediante la unificación, es la mejor decisión si estás pagando varios préstamos al mes y no puedes hacerte cargo de todos. En este caso, contarás con una cuota menor y un plazo de devolución más extenso.
  • Mejor puntuación de crédito: tanto las deudas, como los impagos afectan tu historial crediticio, por lo que la refinanciación es un buen camino para mejorar tu histórico. Esto te ayudará a tener mayores posibilidades de aprobación de un préstamo en el futuro.

Desventajas de refinanciar deudas

Si bien es cierto que refinanciar deudas es una buena decisión para quienes tienen una situación compleja al momento de atender sus pagos, hay que hablar de sus posibles inconvenientes. En el siguiente apartado, veremos sus desventajas más importantes:

  • Costes adicionales: refinanciar deudas puede derivar en gastos adicionales, como por ejemplo, seguros y comisiones. En este sentido, es crucial que comprendas los términos y condiciones de la entidad financiera antes de refinanciar.
  • Riesgo de intereses elevados: de acuerdo con tu historial de crédito, existe la posibilidad de que el refinanciamiento implique una tasa de interés mayor, por lo que es imprescindible que revises tu situación económica y del mercado con detenimiento.
  • Mayor plazo de devolución: para algunos esto supone una ventaja, mientras que para otros es un inconveniente. En cualquier caso, es indispensable considerar que al refinanciar deudas, estarás pagando el préstamo por mucho más tiempo.

¿Es conveniente refinanciar deudas con otro préstamo?

Refinanciar deudas te permite asumir una situación financiera adversa, así como tener la oportunidad de invertir en otros proyectos. No obstante, antes de recurrir a este método, asegúrate de pensar en algunos factores esenciales como:

  • Capacidad de pago: si no puedes hacer frente a todos tus pagos mensuales y tu capacidad de endeudamiento está al tope, es mucho más recomendable esperar un poco más antes de refinanciar. Ten presente que esta opción es ofrecida siempre que tengas un buen historial de crédito.
  • Evalúa las condiciones del nuevo crédito: fíjate que las condiciones sean mejores o iguales a las que ya tienes, pues en caso contrario, no convendría reestructurar el préstamo que posees.

En cualquier supuesto, si estás pensando en contratar otro préstamo para refinanciar deudas, considera que esto no implique mayores gastos mensuales. Igualmente, revisa todos los términos del producto financiero a fin de comprobar que verdaderamente te beneficien.

Te ofrecemos un préstamo para refinanciar deudas

Refinanciar deudas te puede ayudar a mejorar tu situación financiera. Si buscas una empresa confiable en la cual solicitar un crédito para refinanciamiento, puedes contar con Prestamo Capital. Te ofrecemos importes desde 15.000 € hasta 1.000.000 €, para devolver en un plazo de hasta 20 años.

Para obtener un préstamo de garantía hipotecaria con nosotros, solo debes tener una casa o local a tu nombre, sin hipoteca o con poca carga para usar como garantía. La cantidad de dinero que te otorgamos depende del valor de la tasación de tu vivienda, por lo que tienes la oportunidad de obtener grandes importes.

Otra ventaja importante es que no importa si estás en listas de morosos como ASNEF o RAI, ¡igualmente podemos financiarte!, comprendemos la importancia de dar segundas oportunidades financieras y estamos listos para ayudarte. Completa el formulario y recibe más información en 24 horas.

¡Solicita el dinero que necesitas para refinanciar deudas HOY!

{"Form":"Form_Progressive","Detalle_de_Fuente_PC":"WD04FORM","GCLID":"","IdAfExterno":"","Form_version":"7.5"}

 

Go to Top